AGÜITAS

Una forma de ver la vida con humor

martes, junio 26, 2007

¿Qué realmente me gusta?

Me gusta en casi toda la extensión de la palabra la naturaleza salvo unos pequeños detalles llamados reptiles (en especial las iguanas) y las arañas, pero de ahí en fuera todo.

Pero de las cosas que más más más me gustan es poder darme aunque sea 5 minutos para disfrutar del atardecer, en donde esté.

Esta foto la tomé en Isla Mujeres hace un año, estaba en un café internet buscando un boleto de avión de regreso al D.F. Francisco llegó y me dijo que dejara todo lo que estuviera haciendo porque tenía que ver algo. Fuimos a la playa, que estaba como a dos cuadras, y ha sido una de las mejores cosas que me han pasado. Había muchísima gente disfrutando lo mismo que yo, un paisaje que en sus países europeos no ven tan seguido, sintiendo un calor que va más allá de la temporada, sino un calor que acobija a cada turista en mi país.

Es formidable cuando un tono dorado, ambar, rosita, azulito llena el ambiente y el de enfrente tiene ese mismo tono, te absorbe simplemente.

En diciembre fui a Puerto Vallarta, no fueron mis vacaciones preferidas, para qué negarlo, pero he de contar por qué le tomé una foto a mis pies.

No recuerdo el nombre de la playa en la que estabamos , sólo que tenía muchísisisima flojera y estaba en un camastro platicando con mi primo, ya empezaba el atardecer y cada vez se ponía más interesante porque el cielo se tornaba morado no dorado como el caribe del verano pasado, y mientras que el frío aumentaba, mi felicidad estaba intacta, no se enfriaba conforme pasaban las horas. Me quedé simplemente viendo todo, como volaban los pajaritos, como la gente trataba de huirle al miserable frío. Y recordé que siempre me gusta verme los pies.

Me gusta andar descalza, me encanta ver pisadas, me pregunto siempre de quién seran, de una mujer, un hombre (es predecible por el tamaño) por qué razón llegaron a la arena, con que rapidez se las lleva el mar.

Me gusta:

saltar olas
el mar
nadar
sentir el agua en mis pies
regresar a medir mi pie en una pisada que deje antes.

Creo que lo que más más es impresionarme cada vez que veo el mar de nuevo, es grande, es misterioso, es bonito, el ruidoso, es burbujeante, es infinito y creo que así es el amor (en cualquiera de sus formas).

Esta pisada es mia, es un día después de Navidad, una playa de Puerto Vallarta, a lado mio va mi papá y me pregunta por qué le saco una foto y no contesto nada porque mi corazón no puede hablar y la boca se solidarizó con él en ese instante y mi cabeza sólo piensa en seguir recolectando, el resto de mi vida, pequeños detalles que me da la naturaleza, que me dejan marcada, no como esa huella que el mar se la llevo en la siguiente ola, no hay tiempo no hay hora, qué otro pequeño detalle me sorprenderá, quién sabe.

Será Timo, Odilón, una persona ajena a mi, como la gente que he conocido en las misiones, serán mis sobrinos? La vida misma. La luna que cada 28 días se pone espectacular, que me causa la misma impresión como cuando es todo lo contario y asemeja una uñita. Mis amigos, sí, ellos siempre y no lo he dudado jamás. Darle una sorpresa a alguien, subir por el distribuidor vial y ver mi ciudad llena de luz y vida. Perdonar algo o alguien. Lograr algo que creía imposible, escuchar mi canción favorita

En fin ¿qué realmente me gusta? Saber que mientras esté en mis posibilidades, ser la mejor amiga de alguien, querer a mis amigos, mi familia, y todo eso en un entorno tan espectacular llamado vida y naturaleza. Lluvia, sol, nieve, viento, quién sabe cómo será el día siguiente, qué ropa tendré que usar, me llevaré una sombrilla, quién sabe. Pero disfrutarlo como sí fuera el último. Que alguien me tenga confianza me mata.

A ti qué realmente te gusta? Te lo has preguntado últimamente? Ojalá y nunca se termine su capacidad de asombro.

Los quiero

7 Comentarios:

Blogger Nessa Yávëtil dijo...

Popsinita, me encanta encontrar posts a los que puedo hacer alusión de algo que ya escribí. Aquí hay unos que hablan un poco de eso... a mí manera:

http://apolorion.blogspot.com/2005/08/primera-y-segunda.html

http://apolorion.blogspot.com/2005/09/matatenas-de-colores.html

http://apolorion.blogspot.com/2006/06/indicadores-de-alegra.html (En este tu también aportaste ideas)

Creo que la capacidad de asombro es lo que debe mantener "vivo" al hombre, cuando llega la indiferencia, todo vale gorro.

12:58 p. m.  
Blogger Layon dijo...

a mi me gusta meterme en mis cobijas a ver la tele cuando esta lloviendo!

2:01 p. m.  
Blogger Adriana dijo...

Layon:

Como dicen sabiamente, que bello es llover y no mojarse. Jajajaja. A veces me gusta caminar bajo la lluvia cuando es muy tenue y no maldito chubasco que te deja como sopa.

Jules:

Cuando lo escribí, recordé perfectamente tu post de los indicadores de alegría y como que fue mi manera de escribir los mios.

He estado contenta, jijijijijiji. Diario estoy trabajando en la tesis, y la inspiración, tarde pero llega.

Los quiero

5:56 p. m.  
Blogger Thalis dijo...

Hmmm... la vdd no me lo he preguntado últimamente, pero sería buena idea ;)

Al parecer muchas cosas de las que te gustan tienen que ver con el mar. A mí tmb me encanta estar junto al mar; los atardeceres son, wow!!! Por cierto, qué bella foto tomaste.

Respecto a no mojarse, cuando se hace a propósito puede ser extremadamente divertido =O)

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados - Albert Einstein

1:41 p. m.  
Blogger Adriana dijo...

Thalia:

A mi me gusta mucho todo, como ya había puesto y el mar me encanta y los atardeceres que más he disfrutado han sido en la playa, pero también tengo algunos recuerdos de la ciudad.

Hace un año antes de que me fuera a Mérida, fui a Gran Sur a comprar unas cosas, y el cielo estaba ultra gris, eran como las 5 de la tarde y a las 6 que salí iba bajando las escaleras hacia el estacionamiento y había llovido, aparecieron dos arcoiris uno detras de otro y en un punto se cruzaban.

Wow

5:30 p. m.  
Blogger Thalis dijo...

Qué lástima que no tenías cámara a la mano

3:36 p. m.  
Blogger Adriana dijo...

Thalia:

Exactamente, es una de las cosas que me arrepiento, porque no puedo compartirlo con ustedes.

Por más que intenté llegar rápido a mi casa, no lo logré.

Pero siempre habrá otra ocasión, aunque está cañón que sean 2 arcoiris, pero al menos algo tan bello e inusual seguro.

Besos

(gracias de nuevo)

6:20 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal